Saltar al contenido
Casas Increíbles

Los tipos de persianas alicantinas y dónde instalarlas

23/06/2020

Las persianas alicantinas son la mejor opción para proteger los espacios de los rayos del sol. No obstante, también pueden instalarse en exteriores (terrazas o pérgolas, entre otros lugares), por lo que su versatilidad es altamente valorada.

Su principal beneficio: su funcionalidad. Se recogen mediante una cuerda, ocupan poco espacio, quedando enrolladas en la parte superior y, por si fuera poco, cuentan con una amplia variedad. Sin dudarlo, apostar por ellas conllevará una importante serie de beneficios que debes conocer.

La persiana alicantina: los dos tipos que existen

La mayoría de alicantinas de este tipo son de madera, aunque también existen las de PVC. Ambas están extendidas en todo el país. Por ello, si lo que deseas es optar por uno de los dos tipos, a continuación, te mostramos los detalles de ambas persianas alicantinas.

Las persianas alicantinas de madera: todos los detalles

La persiana alicantina está considerada como la más tradicional y elegante. Son las ideales para espacios vintage, rústicos y mediterráneos. Su multitud de acabados, siendo el natural el más impresionante, convierten a las alicantinas en la mejor opción para preservar la estética de un edificio, ventana o fachada. Es más, son instaladas en algunos negocios, aportando el toque o la distinción deseada.

Cabe destacar que el peso de las persianas alicantinas de madera es superior al de otras opciones, como el PVC. Por lo tanto, están menos expuestas al aire, moviéndose menos que otros modelos y aislando (de corrientes de aire) mejor los espacios.

Entre los beneficios, destacamos que suelen ser las ventanas de mayor calidad. Su aislamiento térmico es mayor, por lo que ayudan a mantener una temperatura constante en el interior del espacio en el que son instaladas. Así, conseguirás tener un hogar confortable y, de paso, ahorrar dinero en climatización.

Las características más destacadas de las persianas alicantinas de PVC

Las persianas alicantinas de PVC son muy ligeras. Sus lamas suelen estar huecas, por lo que son ideales para instalarlas en zonas donde no hace viento (evitando roturas). Además, la limpieza de las mismas es muy fácil y poco frecuente, por lo que no tendrás que preocuparte en exceso por la suciedad que puedan acumular.

Entre todas sus ventajas, recuerda que son muy resistentes, su mantenimiento es bajo (mayor durabilidad) y existen de diferentes colores (algunos imitando a diversos materiales). Son ligeras, algo que hará que cualquier persona pueda subirlas o bajarlas con facilidad, incluso niños o personas mayores. Asimismo, se adaptan bien a cualquier espacio, tanto en estética como en funcionalidad.

Dónde se pueden instalar ambos tipos de persianas alicantinas

Las persianas alicantinas de madera son muy demandadas, cada vez más, en espacios al aire libre. Se pueden instalar en pérgolas o terrazas (tanto de viviendas como de establecimientos), siendo ideales para cubrir ventanales exteriores, puesto que logran que los rayos de sol no penetren al espacio que deseamos proteger. Así, además, la temperatura bajará, por lo que las alicantinas de madera son una opción estupenda para protegernos de las elevadas temperaturas. Por si fuera poco, proporcionarán un aspecto elegante y agradable, rústico y veraniego, vistas desde cualquier punto.

Su uso también se extiende a los balcones o vallas, logrando dotar al espacio de una gran intimidad (ante miradas intrusas) y permitiendo, a su vez, regular la entrada del sol. Asimismo, como es lógico, son usadas también en las ventanas de los hogares, especialmente en las zonas del país que sufren más calor en verano. El uso de las de madera está muy extendido, sobre todo en el mundo rural, donde muchas viviendas de nueva construcción siguen apostando por ellas.

En cuanto a las persianas alicantinas de PVC, las mismas son utilizadas, mayormente, en habitaciones. Al resistentes a la humedad, la apuesta por ellas, además de en zonas con muchas precipitaciones a lo largo del año, se da en lugares donde hay piscinas o zonas de baño (aportando intimidad en esta zona de agua).

También son utilizadas para la separación de espacios o para el revestimiento de paredes de exterior. Sus colores, que en algunos casos pueden imitar a la madera (también el nogal o el cerezo), permiten dotar al espacio de una estética imponente, por lo que, unido a la posibilidad de que sean fabricadas a tu medida (existen profesionales como los de persianasalicantinas.com que te ayudarán en todo el proceso de fabricación), son una excelente opción para negocios y oficinas, entre otros lugares que no son viviendas.

Las persianas alicantinas son muy resistentes. Si deseas disfrutar de ellas, recuerda que actúan como aisladoras de frío y calor (del exterior de la vivienda o espacio), existen de dos tipos y, entre otras cosas, evitan la entrada de mosquitos o insectos a los interiores. Las alicantinas son sinónimo de calidad. Apostar por ellas es una buena opción siempre. Disfrutar de la persiana alicantina está en tus manos.