Saltar al contenido

Cómo limpiar la bandeja del horno para que quede perfecta

24/08/2020
Cómo limpiar la bandeja del horno para que quede perfecta

En la cocina, el horno es uno de los electrodomésticos que más usamos, y dentro de este la bandeja. Por lo tanto, una correcta limpieza se hace imprescindible, sobre todo si solemos hacer todo tipo de platos y postres.

Dado que la bandeja del horno es el elemento clave a la hora de ofrecer soporte a recipientes o al papel de horneado, debemos siempre extremar su higiene. En ella es normal que se incruste grasa y restos de comida quemada. En muchas ocasiones su limpieza puede resultar muy complicada, aunque tenemos algunos consejos para darte que te servirán de mucha ayuda. Sigue leyendo para conocerlos.

Agua hirviendo para limpiar la bandeja del horno

¿Quién no puede echar mano de agua hirviendo en su cocina? De hecho, es uno de los mejores consejos para limpiar la bandeja del horno y que quede sin restos de suciedad. En primer lugar, saca la bandeja del horno y elimina el exceso de grasa con un poco de papel de cocina. Seguidamente, pon en el fregadero, o en un recipiente amplio, abundante agua hirviendo con un poco de lavavajillas. Por último, solo tienes que meter la bandeja y dejarla en remojo de dos a tres horas.

Vinagre y bicarbonato

El vinagre y bicarbonato son dos excelentes aliados para combatir la suciedad y dejar superficies sin resto de grasa. Por tanto, se puede aplicar también a la bandeja del horno, sobre todo si ha quedado quemada tras cocinar.

Prepara una pasta introduciendo en un recipiente diez cucharadas de bicarbonato, tres de vinagre y cuatro cucharadas de agua caliente. Añade el vinagre lentamente para que no se cree mucha espuma. La consistencia tiene que quedar cremosa, de forma que si lo necesitas no dudes en agregar más bicarbonato a la mezcla. Una vez lista, esparce la pasta en el horno, especialmente en la bandeja y en aquellas zonas donde veas que hay más suciedad. Deja que actúe durante un par de horas y después elimina la pasta con la ayuda de agua (en pulverizador) y un estropajo.

bandeja horno

Limón

Otro de los aliados que tienes a tu alcance, y con el que verás brillas la bandeja del horno, es el limón. Además de tener propiedades antibacterianas, la dejará como nueva. Para ellos, agrega agua a la bandeja del horno, el zumo de un limón y su cáscara. A continuación, enciende el horno y deja que este preparado actúe durante una media hora. Para terminar, retira la bandeja y lávala con un lavavajillas.

Agua oxigenada y bicarbonato

Otra forma muy efectiva para limpiar la bandeja del horno quemada es añadiendo una mezcla de agua oxigenada y bicarbonato. Deja que esta actúe durante un par de horas, para después limpiar con la ayuda de un estropajo realizando movimientos circulares. Por último, enjuaga con agua y lavavajillas y seca muy bien.

Como ves, cuentas con diferentes trucos para dejar limpiar la bandeja del horno y dejarla como el primer día. Si no te convence ninguno de ellos, otra opción es recurrir a los diferentes productos que hay en el mercado para acabar con la grasa y suciedad del horno. Solo tienes que aplicar unas pulverizaciones en la bandeja, siguiendo siempre las indicaciones del fabricante.