Saltar al contenido

Consejos para equipar tu dormitorio y disfrutar de un espacio personalizado

El dormitorio es una de las estancias más importantes de la casa, y es que un buen descanso es el pilar fundamental de una buena calidad de vida y salud, de manera que hemos preparado una colección de consejos para equipar tu dormitorio que te van a venir muy bien, y es que, además de comprar tu próximo mobiliario en una tienda de muebles baratos y de calidad, también hay algunos trucos que te pueden ayudar a crear un entorno más confortable y personalizado.

√ćndice

    La importancia de equipar un dormitorio a tu medida

    El dormitorio es uno de esos lugares personales donde guardamos nuestra privacidad, descansamos e incluso realizamos en ocasiones otras tareas como puede ser leer, echarnos una siesta, estudiar y un largo etcétera.

    Por esa razón, tiene que ser un espacio personalizado, que esté bien equipado y que tenga un perfecto balance entre la decoración estética y la practicidad.

    Trucos para equipar tu dormitorio de forma personalizada

    Hemos preparado una colección de trucos muy sencillos que debes tener en cuenta para poder equipar tu dormitorio de manera que esté perfectamente personalizado y adaptado a tus necesidades y gustos.

    Reparte correctamente el espacio

    Antes de empezar a añadir muebles, lo primero que tenemos que hacer es tomar medidas y repartir bien todo el espacio, analizando donde vamos a colocar los muebles principales y el uso que se dará a cada zona.

    Esto es variable en función del tipo de dormitorio y el uso que hagamos de él, ya que si es el dormitorio de un joven, deberá contar con un espacio para estudiar y para su tiempo de ocio, así como otro para descansar, disponer de todas sus cosas, etcétera, mientras que si es para un matrimonio adulto, lo más habitual es que el uso del dormitorio esté principalmente dirigido al descanso.

    Recuerda que hay muebles especialmente diseñados para sacar el máximo partido al espacio como por ejemplo las camas nido de https://miroytengo.es/108-camas-nido-con-cajones donde se pueden tener dos camas ocupando el espacio de una sola, y por supuesto también están los canapés, escritorios plegables y otras alternativas que nos pueden venir muy bien.

    Aprovecha la iluminación natural

    La iluminación natural es mucho más agradable y también más saludable, por lo que debemos intentar aprovecharla al máximo.

    Recuerda que si hay un escritorio, la luz debe entrar por el lado izquierdo para evitar sombras cuando estamos escribiendo, salvo si somos zurdos, que deberá entrar por la derecha.

    H3 Estudia bien la iluminación artificial

    No siempre podemos disfrutar de la iluminación natural, y en estos casos debemos tener disponible un sistema de iluminación artificial adecuado.

    Deberemos contar con una iluminación principal que sea general para toda la estancia, mientras que en lugares específicos como son la cama y el escritorio, es interesante contar con luces más focalizadas que permitan un alumbrado en una zona más específica y de un modo más intenso por ejemplo para poder leer, estudiar, escribir o incluso disfrutar del ocio en un entorno más confortable.

    Elige muebles de calidad al equipar tu dormitorio

    La calidad de los muebles es imprescindible, ya que un mueble de buena calidad en primer lugar tiene una apariencia mucho más elegante y agradable, además de que estaremos haciendo una inversión más inteligente puesto que es su vida útil será mucho mayor que si optamos por muebles de calidad baja.

    El equilibrio perfecto entre estética y funcionalidad

    Es importante que establezcamos un equilibrio adecuado entre la estética y la funcionalidad.

    Debemos disponer de suficiente espacio para guardar todas nuestras cosas de manera accesible, a la vez que también es importante entrar a la habitación y sentir que estamos en un espacio propio, exclusivo y personalizado.

    La pintura, más que dar color a tu dormitorio

    Recuerda que los colores influyen mucho en la dimensión de los espacios, de manera que utilizar colores claros en el techo si quieres hacer que parezcan más altos, o colores oscuros para acercar techos o paredes y así crear una sensación mejor dimensionada.