Saltar al contenido

¿Cómo proteger las paredes de ladrillo del moho?

proteger las paredes de ladrillo del moho 1

El moho es un tipo de hongo que suele crecer con facilidad, principalmente en aquellas superficies donde la oscuridad y la humedad predominan. Se puede encontrar tanto en exteriores como interiores y es uno de los elementos que afecta la belleza de los hogares. Si quieres deshacerte de el por completo, entonces este post es para ti, quédate aquí con nosotros y descubre como proteger las paredes de ladrillo del moho.

¿Qué se necesita para proteger las paredes de ladillo del moho?

proteger las paredes de ladrillo del moho 2

La rigidez del clima y los drásticos cambios de temperatura son uno de los principales causantes de la aparición del moho en las paredes de ladrillo. Por dicho motivo, hasta el descuido más mínimo puede hacer que cualquier superficie sea víctima de este hongo que cada vez es más común conseguir.

No obstante, existen algunos materiales fáciles de conseguir y accesibles económicamente que pueden ayudar a proteger las paredes de ladrillo del moho así como también eliminarlo. En las siguientes líneas te mostramos detalladamente los implementos que vas a necesitar para ello:

Guantes y careta

Para poder llevar a cabo el proceso de limpieza y protección de paredes de ladrillo en contra este tipo de hongo, es indispensable usar material de protección. Esto es debido a que el moho puede causar alergias, erosiones en la zona de la cara e irritaciones en el ducto respiratorio. Además, estos implementos también van a ser de utilidad para la protección de productos de limpieza.

Vinagre blanco

Existen muchas soluciones para hacer trabajos de limpieza en superficies con moho acumulado, una de las más recomendadas es el vinagre blanco. Esto es debido a que cuenta con propiedades que eliminan los microorganismos, acaba con los malos olores y quita las manchas. Eso sí, vale la pena destacar que el vinagre se usa mezclado con agua y no de forma directa.

Manguera de presión y cepillo

Para la gran mayoría de los procesos de limpieza el uso de un cepillo es esencial, y esta no es la a excepción. Esto es debido a que el cepillo es la herramienta indicada para trabajar las zonas más complicadas, distribuir la solución liquida y remover hasta el moho mas adherido de las paredes de ladrillo. Por otra parte, la manguera a presión es de mucha utilidad para el enjuague y para remover los residuos más  complicados.

Agua tibia

El agua que sea usada durante el proceso debe estar tibia o calienta, esto es debido a que es la temperatura adecuada para eliminar todo lo relacionado como grasa, toxinas, suciedad y microorganismos.

Sencillos pasos para aprender cómo proteger las paredes de ladrillo del moho

proteger las paredes de ladrillo del moho 3

En las siguientes líneas te mostramos las fases que necesitar para aprender cómo proteger las paredes de ladrillo del moho:

Examinar el espacio

Como cualquier otro proceso, es fundamental tomarse un periodo para poder evaluar el área en donde se va a trabajar. En este primer paso para proteger las paredes de ladrillo del moho deberás estudiar la superficie, buscar si existen imperfecciones y acudir a un especialista para saber si hay daños en la tubería en caso de que se esté generando mucha humedad.

Si haces a un lado esta fase el problema va a persistir, ya que a los pocos días que hayas limpiado las paredes de ladrillo va a volver a aparecer el hongo.

Colocarse los materiales de protección

Antes de iniciar el trabajo de higienización, es importante que dispongas de la careta facial y los guantes para que cuides tu bienestar. Además, si vas a realizar este trabajo en compañía de otra persona, esta también debe hacerse de estos componentes hasta el final del trabajo para prevenir inconvenientes de salud.

Iniciar la limpieza de las paredes

El siguiente paso para aprender cómo proteger las paredes de ladrillo del moho consiste en iniciar la limpieza de las paredes. Para ello debes empezar limpiando cada uno de los sectores de la pared con agua tibia. Esta fase es esencial para remover todo tipo de suciedad que se encuentra acumulada.

La pared debe quedar completamente despejada de cualquier tipo de polvo que pueda ser el causante den posibles proliferaciones futuras de microorganismos. Por dicha razón, es de mucha importancia que se empiece derramando el agua tibia.

Usa el vinagre blanco para proteger las paredes de ladrillo del moho

El vinagre blanco debes diluirlo en un poco de agua en un recipiente, preferiblemente el recipiente debe contar con atomizador para hacer más fácil el rocío de la solución. Luego, hay que rociar sobre toda la superficie de la pared una buena cantidad de solución y hay que dejar que actúe por unos 15 minutos.

Pasar el cepillo

Cada uno de los ladrillos de la pared deben ser fregado con un cepillo para distribuir mejor el vinagre y remover todo el moho que aun se encuentra pegado. El cepillo te va a permitir dejar la superficie impecable.

Enjuagar

El último paso para proteger las paredes de ladrillo del moho consiste en enjuagas. Una vez que hayas terminado de pasar el cepillo por toda la superficie, debes enjuagar toda la pared nuevamente con agua tibia o caliente. De esta forma se terminara de eliminar los restos de moho que habían quedado con el fregado del cepillo. Además, debes volver a rociar un poco de solución de vinagre sobre las áreas mas afectadas por el moho.

Ten en cuenta que este tipo de limpieza debes hacerla con frecuencia para así garantizar que el moho no vuelva aparecer.

Consejos para prevenir el crecimiento de moho en las paredes de ladrillo

proteger las paredes de ladrillo del moho 4

Para ponerle fin a nuestro post de cómo proteger las paredes de ladrillo del moho queremos mostrarte algunos consejos para impedir el nacimiento de este tipo de hongo en las paredes.

  • La casa debe contar con una buena ventilación para que la temperatura se puede estabilizar. Para ello debes abrir las ventanas y las puertas para que pueda entrar aire en el interior y no se acumule el vapor.
  • Puedes añadir plantas que equilibren el ambiente y absorban toxinas.
  • Las superficies deben ser limpiadas con frecuencia. Esto va a permitir que el hogar esté libre de suciedad y de infecciones.
  • Tanto el baño como la cocina deben disponer de un buen drenaje de agua.
  • Verificar que no hayan filtraciones de agua en la pared.