Saltar al contenido

Cómo elegir un buen robot aspirador

robot de limpieza
¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

El robot aspirador se ha convertido en uno de los pequeños electrodomésticos más apreciados en el hogar y en la oficina, de manera que es importante aprender cómo elegir un buen robot aspirador, y para ello hay que tener en cuenta todas sus características técnicas así como una serie de recomendaciones que hemos preparado para que el lector encuentre el modelo ideal en base a sus necesidades.

√ćndice

    Qué son los robots aspiradores

    Un robot de limpieza es un electrodoméstico que ha sido diseñado para realizar la limpieza de la superficie del suelo y alfombras de manera automática, logrando unos resultados óptimos sin que el usuario tenga que intervenir.

    Para ello, está dotado de inteligencia, la cual puede variar en función del modelo de robot aspirador, pero siempre irá orientada a ofrecer una limpieza completa de toda la superficie, evitando zonas sin limpiar.

    Los modelos más completos también ofrecen sistemas que impiden que puedan caer por las escaleras o por zonas a diferente nivel, un sistema de mapeado completo de todo el espacio a limpiar, e incluso sensores a través de los cuales puede detectar el nivel de suciedad de la zona donde estaban trabajando, llevando a cabo de este modo un proceso de limpieza que siempre se basará en la configuración del usuario, pero que buscará en todo momento mejorar el rendimiento al máximo.

    Trucos para elegir un buen robot aspirador

    Para poder elegir un buen robot aspirador, hay que tener en cuenta los apartados siguientes:

    Características técnicas del robot aspirador

    Estas las principales características técnicas que tener en cuenta antes de comprar un robot aspirador:

    • Usos: en primer lugar hay que tener en cuenta que hay modelos de robot aspirador que están diseñados tan sólo para aspirar suciedad, mientras que otros se encargan de fregar, y en tercer lugar hay algunos modelos que pueden realizar las dos tareas.
    • Potencia: es la capacidad de absorción del sistema. Cuanto mayor potencia tenga el robot, conseguirá absorber restos de mayores dimensiones y más pesados, incluso también limpiará las alfombras con una mayor profundidad.
    • Filtración: a través del sistema de filtración, el sistema consigue evitar que el polvo en el entorno.
    • Depósito: es el lugar donde se va a ir almacenando la suciedad absorbida, cuya capacidad variará en función del modelo. En ocasiones puede ser más interesante un modelo con menos capacidad pero más pequeño, mientras que en otras quizás interese un modelo de mayores dimensiones y con más capacidad. Con 0,5 l de capacidad suele ser suficiente para la mayor parte de usuarios. El depósito se deberá vaciar de forma manual cuando esté lleno, por lo que es interesante que incorpore una luz indicativa de depósito lleno.
    • Funciones: cada modelo puede contar con una serie de funciones diferentes que permiten realizar la configuración del robot con una mayor precisión.
    • Programación: la programación es esencial para asegurarnos de que el robot va a funcionar de manera automática.
    • Gestión: existen diferentes modelos con distintos tipos de gestión que van desde un cuadro de mando en el propio robot hasta la posibilidad de vincular a teléfonos inteligentes y tabletas, realizar ordenes por voz o utilizar un mando a distancia.
    • Autonomía: la autonomía de estos dispositivos puede variar de manera considerable, y en este sentido, lo habitual es encontrar una horquilla desde un mínimo de 30 minutos y hasta un máximo de 120 minutos de autonomía.
    • Sistema de autocarga: cada vez son más los robots aspiradores que están diseñados para cargarse de forma automática, de manera que el usuario no tendrá que estar pendiente de las cargas, sino que el aparato, una vez que haya terminado su trabajo o el nivel de batería sea bajo, irá automáticamente hasta la estación de carga y se conectará por sí mismo. En el caso de que no haya finalizado todo el trabajo, una vez que se haya cargado, continuará por el punto donde lo había dejado.
    • Emisión de ruido: el nivel de ruido es especialmente importante sobre todo si vamos a estar en casa o la oficina cuando el aparato esté funcionando. Lo ideal es optar por modelos por debajo de 80 dB para evitar molestias.
    • Dimensiones y peso: los robots aspiradores más grandes pueden tener una mayor capacidad, pero también lo tendrá más complicado para garantizar que recorren todos los lugares incluso aunque haya obstáculos de por medio.
    Te Interesa   La Femme, el primer coche que se fabric√≥ exclusivamente para mujeres

    Cuidado con los repuestos

    Un error bastante habitual es optar por un modelo de robot aspirador más económico pero, en el momento de buscar recambios, es imposible dar con ellos o el precio es muy elevado.

    Lo mejor en estos casos es optar por marcas conocidas, con buena reputación y dilatada experiencia en el sector, ya que es la garantía de poder encontrar cada una de las piezas necesarias, lo cual permitirá alcanzar la máxima vida útil posible para el robot.

    Servicio técnico y garantía

    Un buen robot aspirador no suele presentar problemas de funcionamiento mientras se lleven a cabo los cuidados mínimos, pero con el paso del tiempo, es normal que pierda eficacia o sea necesario realizar algún tipo de ajuste.

    En estos casos, no sólo es importante que el robo tenga una adecuada garantía, sino que también deberá contar con un buen servicio técnico que se encuentre cerca de donde estamos y que nos garantice reparaciones con piezas originales y un precio mucho más ajustado.

    (Visited 1 times, 1 visits today)