Saltar al contenido

¿Cómo elegir las sillas para un comedor moderno?

Al elegir un interior moderno, debemos otorgar gran importancia a la selección de muebles adecuados. Esto implica así mismo al comedor, donde no solo es importante una mesa, sino también las sillas. 

Pensando en ello, a continuación te damos algunos consejos esenciales para su elección:

Tamaño óptimo

En primer lugar, considera qué tan grande es tu comedor y qué tan grande es tu mesa. Independientemente de si eliges sillas de terciopelo, madera o plástico, sus asientos probablemente tendrán alrededor de 60 centímetros de ancho. Sin embargo, las sillas enteras, dependiendo del estilo, pueden variar en ancho hasta 20-30 centímetros, debido al grosor de los respaldos laterales y los apoyabrazos. Su altura también es importante. Las sillas pueden ser más o menos macizas y al mismo tiempo llenar más o menos el interior. Si tu comedor no tiene mucho espacio, no inviertas en sillas grandes y monumentales.

¿Sillas idénticas a la mesa?

Mucha gente dice que la mesa y las sillas deben ser un juego completo. No es verdad. Cada vez más a menudo, esta suposición se abandona, dando lugar, incluso, a combinaciones extremas y bastante extravagantes. ¿Una mesa de madera y sillas de terciopelo? ¿Una mesa blanca y sillas de colores? Estas son las combinaciones más de moda de esta temporada. 

¿Colores tenues o intensos?

Y, por supuesto, la cuestión clave también es el color de las sillas. Aquí, también, la regla es que no es necesario combinar los mismos colores de la mesa y las sillas. Sin embargo, vale la pena ceñirse a una regla: los colores serán idénticos o completamente diferentes. 

  1. ¿Cómo decorar un comedor moderno?

Al elegir las sillas perfectas de terciopelo, madera, plástico u otras, déjate guiar principalmente por su propio gusto. Si te gusta una combinación específica y te sientes bien en un espacio así, entonces pueden ser los muebles para ti. 

Además, recuerda comprobar que las sillas están fabricadas con materiales de alta calidad. Después de todo, es mejor comprar muebles que nos duren por varios años, ¿cierto?