Saltar al contenido
Casas Increíbles

Cómo decorar una casa de 80 metros

23/05/2020
Cómo decorar una casa de 80 metros

Vamos a analizar algunos de los aspectos más relevantes que deberemos considerar a la hora de decorar una casa de 80 metros, ya que hablamos de unas dimensiones muy habituales en la mayor parte de viviendas, de manera que es importante administremos bien todo el espacio y aprendamos a sacarle el máximo partido, logrando convertir una casa cualquiera en un auténtico hogar.

Estudia las necesidades de tu familia y organiza bien todo el espacio

Cada persona y familia va a tener unas necesidades particulares, por lo que el hogar en el que vivan deberá adaptarse a ello.

Una persona que vive sola, lo ideal es que dé más espacio a aquellas estancias en las que más tiempo va a estar, pero siempre con la prudencia de repartir dicho espacio en base a su utilización.

Por ejemplo, una zona para tumbarte a ver la tele en el sofá, otra con la videoconsola, una mesa con sillas, un entorno para tu trabajo, estudios o hobbies, etc.

En el caso de que vivamos con la familia, ya tendremos que repartir en base a las necesidades de todos.

Aquí el salón suele adquirir una gran representatividad, pero es más habitual que los hobbies se trasladen a las habitaciones, sobre todo los de los más pequeños de la casa, donde a su vez también tendrán un escritorio en el que estudiarán, pintarán o realizarán sus tareas.

El modo en que lo vamos a organizar dependerá mucho de cómo seamos, nuestras costumbres, gustos y necesidades, por lo que es un tema bastante particular que deberá ser estudiado de forma individual.

Busca ideas para tu casa de 80 metros

A través de Internet o incluso echando un vistazo en casas de familiares y amigos, tenemos la posibilidad de encontrar un montón de ideas muy interesantes que podemos incorporar a nuestro hogar.

Cómo decorar una casa de 80 metros

Esto es interesante hacerlo con suficiente tiempo, ya que de este modo podremos hacer un compendio con todas esas ideas, de manera que iremos incorporando las que encajen y que se ajusten a nuestras decisiones finales.

Protégete frente al ruido y las inclemencias del exterior

El ruido, frío, calor, humedad, polución… todo ello empeora nuestra calidad de vida.

El objetivo es el de mantener el interior de nuestro hogar no sólo con una temperatura agradable, sino que también sea estable.

Bien es cierto que los aparatos de aire acondicionado y calefacción cuentan con termostatos que permiten regular automáticamente su funcionamiento en base a las necesidades, pero la clave realmente se encuentra en el aislamiento de la vivienda.

Si invertimos en un buen aislamiento, reduciremos la dependencia de estos aparatos, a la par que, cuando los utilicemos, consumiremos mucho menos, lo cual supone un ahorro que amortizará rápidamente la inversión, sobre todo si tenemos en cuenta el precio al que están los combustibles, gas y electricidad.

También conseguiremos protegernos de los ruidos externos, mejorar la acústica interior y evitar que los ruidos de la casa salgan al exterior, lo cual es una mejora sustancial en privacidad y comodidad.

Analiza la iluminación y da prioridad a la luz natural

Existen dos tipos de luz que podemos utilizar en nuestro hogar que son:

  • Luz natural: más agradable y saludable. No cuesta dinero aunque se limita a la salida y puesta del sol. El problema es que depende de las posibilidades a la hora de instalar ventanas.
  • Luz artificial: no es tan agradable como la natural, pero es el recurso imprescindible en aquellos lugares en los que no hay ventanas ni las podemos instalar, y por supuesto para las horas de oscuridad. En la actualidad existen bombillas y lámparas de bajo consumo que, además, cuentan con sistemas de regulación tanto para la intensidad como para el tono que permiten mejorar las sensaciones.

El objetivo será el de crear la combinación perfecta entre ellas, dando prioridad a la luz natural, pero teniendo en cuenta la artificial para garantizar que no haya ningún rincón oscuro en toda la casa.

Elegir los colores correctos es mucho más importante de lo que piensas

Los colores no sólo nos permiten orientar la decoración y dar nuestro propio estilo, sino que también deben ser utilizados con cabeza para conseguir las sensaciones de dimensión que necesitemos en cada estancia.

Existe un patrón muy claro que dicta que los colores oscuros hacen que tengamos la sensación de que lo pintado se encuentra más cerca, y los colores claros lo alejan.

Cómo decorar una casa de 80 metros

Esto simplifica el proceso de elección, y aquí tenéis unos ejemplos:

  • Cómo puedo subir el techo: para crear la sensación de que el techo se eleva, lo deberemos pintar con un color claro, mientras que se recomienda que el suelo sea más oscuro que el techo pero más claro que las paredes.
  • Mi habitación es muy estrecha, ¿cómo puedo darle amplitud?: deberás pintar en color claro las paredes frente a frente que estén más próximas entre sí, y de un tono más oscuro la que esté más alejada.
  • Cómo mejorar un pasillo estrecho: pintando las dos paredes de un tono más claro que el techo y el suelo.

Y por supuesto, no olvides la tan necesaria vida vegetal en tu casa de 80 metros

Podemos convertir una casa en un hogar con tan sólo añadir vida vegetal.

Vivimos prácticamente rodeados por hormigón y asfalto, por lo que hay una parte de nosotros que anhela el medio natural, y la mejor forma de conseguirlo es precisamente introduciendo vegetación en casa, la cual nos transmitirá tranquilidad, a la vez que también es recomendable para reducir el estrés y la ansiedad.

Los balcones, salón y la cocina son los lugares que mejor se prestan a ello, además de que pasamos la mayor parte del tiempo en estas habitaciones, por lo que su efecto será mayor.

Cada persona y cada familia es un mundo, de manera que es muy importante que nos aseguremos de que nuestro entorno está perfectamente adaptado a las necesidades de toda la familia, lo cual vamos a conseguir siguiendo estas pautas que serán las que nos ayuden a organizar lo mejor posible la decoración de nuestra casa de 80 metros.