La decoración de cada casa es distinta porque cada familia tiene unas necesidades diferentes y también un gusto particular. Aunque no sea la habitación que más utilizamos, lo cierto es que en el dormitorio ponemos mucho mimo a la hora de decorarla. Bien es cierto que tener una buena cama con un buen colchón es fundamental para nuestro descanso, pero tener una habitación cálida también ayuda.

Cuando tenemos que decorar nuestra casa muchas veces nos perdemos entre tantas ideas y elementos decorativos. Al fin y al cabo, no somos expertos decoradores y es de lo más normal que nos sucedan este tipo de cosas.

Pues bien, nosotros hoy queremos mostrarte 8 tipos de dormitorios diferentes entre los cuales seguro que encuentras el que más se adapta a tu gusto y a tus necesidades. Estas ideas te ayudarán a inspirarte para conseguir el dormitorio que siempre habías soñado.

1. Dormitorio minimalista

Cuantos menos muebles mejor, sólo necesitamos las cosas fundamentales y dejar la mayor parte del espacio libre. En este caso es incluso mejor tener armarios empotrados, que parece que roban menos espacio, muy pocas piezas decorativas y una buena iluminación. Ya que serán pocos los muebles que tengamos, no deben ser cualquiera, fíjate más en el diseño, por ejemplo, de las mesitas de noche.

2. Dormitorio vintage

Para tener un dormitorio así podemos acudir a muchos elementos, como por ejemplo el papel pintado, muebles artesanos o pintura envejecida. Los materiales más utilizados en este estilo son el mimbre, la madera y la forja. Atrévete a pintar la puerta del dormitorio, la cómoda o cualquier otro mueble con un aspecto envejecido, acertarás seguro.

3. Dormitorio moderno

Actualmente es el dormitorio que más vemos en las revistas de decoración. Para este caso, debemos pintar las paredes con un tono claro y utilizar muebles con líneas rectas. Lo mejor que puedes hacer con la iluminación es instalar focos empotrados y ocultos. Este estilo puede estar en constante renovación, ya que siempre está abierto a nuevas actualizaciones.

4. Dormitorio rústico

En este caso la madera es el material protagonista, el que nunca puede faltar. Aunque lo cierto es que cualquier material natural puede ser bien recibido, como por ejemplo la piedra o las fibras naturales. Si la distribución te lo permite, no dudes en incorporar una estufa o chimenea, utiliza además muchas telas como el lino, la lana o el algodón, y recuerda que los colores predominantes serán: beige, gris y algo de verde.

5. Dormitorio estilo escandinavo

Para este tipo de dormitorio no puede faltar un ambiente en blanco total y un suelo de madera blanca también. Procura que la ropa de cama sea muy neutra y que sean algunos detalles decorativos como los cuadros, las alfombras o algunos cojines los que den algo de contraste al ambiente.

6. Dormitorio mediterráneo

Este estilo de decoración en realidad es una mezcla entre lo clásico y lo vintage, aplicado con los colores más representativos del Mediterráneo: el blanco y el azul. Los arcos, o las vigas también pueden estar presentes, lo importante es conseguir un ambiente cálido y algo playero.

7. Dormitorio industrial

Este estilo se ve en muchas películas y series norteamericanas y está causando furor. Para conseguirlo podemos dejar algunas paredes con ladrillo visto (o poner papel pintado), los suelos de acero, hormigón o plástico. Si quieres, deja algunas estructuras a la vista, como tuberías, cañerías o vigas. Predominan los tonos oscuros, los grises y negros, así que puedes darle contraste con algún textil.

8. Dormitorio clásico

Lo clásico parece que tampoco pasa de moda, y es que prácticamente este es el estilo que podemos encontrar en una suite de lujo de cualquier hotel. Para conseguirlo es imprescindible un majestuoso cabecero, espejos, sillones, etc. En cuanto a la iluminación, una gran lámpara que presida la habitación y otras llamativas en las mesitas de noche.

Fuente: proyectos.habitissimo