Saltar al contenido
Casas Increíbles

Trucos para limpiar la vitrocerámica y que quede perfecta

29/07/2020
Trucos para limpiar la vitrocerámica y que quede perfecta

¿Tienes una vitrocerámica y no sabes cómo limpiarla para que quede perfecta? Se trata de uno de los apartados de la cocina que más usamos. Gracias a ella podemos cocinar todo tipo de alimentos. Es cierto que es mucho más fácil de mantener que las antiguas cocinas de fogones y gas, aunque si nos descuidamos puede ir acumulándose suciedad y restos quemados.

Por tanto, si quieres saber trucos para limpiar la vitrocerámica a fondo, solo tienes que seguir leyendo. Te los detallamos todos a continuación.

Sigue estos trucos para limpiar la vitrocerámica

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que se trata de un electrodoméstico delicado, que suele rayarse con facilidad, por lo que es necesario que lo trates con mimo. De este modo, te aconsejamos que antes de proceder a la limpieza te hagas con una espátula, así como de un estropajo suave y un limpiador de vitrocerámicas. Puedes encontrarlo en cualquier supermercado.

A la hora de hacer la limpieza, procura que la vitrocerámica se haya enfriado. Después echa un poco de lavavajillas en el estropajo (suave) y frota cuidadosamente por toda la superficie. Si ves que te va a costar mucho eliminar las manchas porque algo se ha derramado,  puedes echar también unas gotas de limón junto con el lavavajillas con el objetivo de ablandar esa suciedad.

vitroceramica limpieza

Usa la espátula

Uno de los trucos para limpiar la vitrocerámica más eficientes es usar una espátula. Una vez que hayas pasado el estropajo con el lavavajillas y limón, coge este utensilio y pásalo delicadamente sobre las zonas que veas más sucias.

Lo recomendable es coger la espátula con una inclinación de 30º. De esta forma podrás rascar mejor. No te será un problema gracias al mango que tiene y al pequeño saliente con el que podrás apoyar el dedo pulgar o el índice para más comodidad.

Tras utilizar la espátula, utiliza un paño húmedo muy bien escurrido. Así, retirarás perfectamente la mezcla de agua y jabón y toda la suciedad desincrustada.

Aplica un producto limpiador

En cualquier supermercado que se precie, podrás encontrar un producto limpiador de vitrocerámica. Úsalo siempre una vez que hayas eliminado los restos de suciedad con los pasos anteriores. Este tipo de productos terminan de limpiar y dan brillo a la vitro, dejándola como nueva.

Eso sí, cerciórate siempre que sea especial para vitrocerámicas. Descarta completamente los productos de limpieza de hornos o cocinas de fogones.

limpiar vitroceramica

Cómo limpiar una vitrocerámica quemada

Si alguna vez te ocurre que has quemado una comida y eso se refleja en la vitrocerámica, no te preocupes, tiene solución. Uno de los mejores trucos para limpiar la vitrocerámica con restos de quemados o pegados, es el bicarbonato.

Mezcla 2 cucharaditas de bicarbonato con 10 cl de agua. Aplica la pasta formada sobre la superficie quemada, añade además unas gotas de vinagre y deja reposar este mejunje 5 minutos. Por último, pasa una bayeta y culmina con un trapo seco o papel de cocina.

Cómo ensuciar menos la vitrocerámica

Para evitar que la vitrocerámica se queme y aparezcan restos negros, o mucha suciedad incrustada, lo mejor es que a la hora de cocinar tengas mucho cuidado. Evita cocinar a fuego máximo y ve controlando los tiempos.

Asimismo, no descuides nunca ollas o sartenes, utiliza tapas, y en caso de que algo caiga retíralo cuanto antes con una bayeta o papel de cocina, siempre con mucho cuidado de no quemarte.