Saltar al contenido

Te enseñamos a hacer un horno solar con una simple caja

23/01/2017
horno solar destacada

Cuando la temperatura es agradable, los planes en el exterior apetecen cada vez más. Disfrutar del campo y la naturaleza en buena compañía es un plan que nunca falla, eso sí, o lo pensamos con tiempo o posiblemente acabe siendo incómodo.

Si queremos pasar el día en el campo tenemos que pensar en la comida que llevamos. Algo que no sea necesario calentar, que se coma frío pero que no nos siente mal si las temperaturas son bajas. Lo ideal sería tener fuego, pero por razones de seguridad evidentemente no podemos hacer una hoguera donde nos plazca.

Pues bien, la mejor solución para este tipo de situaciones es tener un horno solar, el cual no necesita ni electricidad ni fuego para funcionar y calentar o cocinar nuestra comida, el poder del sol será suficiente. Es posible que en el mercado un horno de estas características resulte caro, pero nosotros hoy te enseñamos una manera de hacer un horno solar con tus propias manos. ¡Es mucho más sencillo de lo que imaginas!

1. Una caja aislante

Una de las cosas más importantes de este proyecto, sino la más importante, es elegir una buena caja aislante, aunque no se necesita la tapa superior. En este caso se escogió una caja de espuma de poliestireno, que normalmente se utilizaba para transportar hielo, pero cualquier otro material aislante también nos puede valer. A su vez, es importante que la caja no sea demasiado alta, ya que sino los rayos del sol podrían no llegar bien al fondo.

READ  Covertir una garrafa de plástico en una cesta de pan sin hacer magia
coolsandfools

2. Proteger el horno

Este es un paso opcional pero recomendable. Es posible que nuestra caja no sea muy resistente y que si la utilizamos para el campo se estropee muy fácilmente. Para evitarlo podemos hacer una caja de mayor tamaño de madera, por ejemplo, que proteja nuestro horno de la humedad, la tierra o incluso los insectos y animales. Además, para que sea más fácil transportarla, puedes añadir unos tiradores a los lados o incluso ruedas.

coolsandfools

3. Agrega una placa de vidrio

Como dijimos al principio, no necesitábamos una caja con tapa, ya que cerraremos nuestro horno con una placa de vidrio transparente o cualquier otro material transparente, que también nos valdrá.

coolsandfools

4. Las placas reflectantes

Añade al menos tres pestañas de una caja a modo de tapa y fórrala con papel de aluminio o cualquier otro reflectante. Con un poco de práctica serás capaz de controlar los tiempos y la posición que necesita cada placa para calentar nuestra comida. Para mayor comodidad, si quieres puedes añadir algún sistema de sujeción para que las placas se mantengan en la posición elegida.

coolsandfools

5. Forra el interior

Forrar el interior nos da dos ventajas. La primera es que aumenta el calor del interior y el horno se vuelve más efectivo. La segunda es que evita que nuestra caja se acabe derritiendo por el calor.

coolsandfools

Aunque si no la forramos funciona muy bien también.

coolsandfools

Para asegurarte de que tu comida recibe mayor cantidad de calor, utiliza recipientes de color negro. Sartenes, ollas o moldes

coolsandfools

Mueve las placas para que la mayor cantidad de calor posible entre en nuestro horno y serás capaz de cocinar pequeños platos

coolsandfools

Fuente: boredomtherapy, instructables

READ  Iba a tirar estos cubos, pero decidió hacer una estupenda butaca