Saltar al contenido

5 consejos para la decoración de un baño

El baño es una habitación especial. En él cuidamos la higiene, el cuerpo, y buscamos relajarnos después de un día lleno de deberes. Por eso, es importante que sea estético y fácil de limpiar, pero que también sirva como un lugar acogedor que dé sensación de calidez y paz. 

Pensando en ello, a continuación, compartimos contigo 5 consejos para la decoración de un baño:

1. Lugar bien distribuido

Cuando planifiques un arreglo de baño, recuerda que, en primer lugar, debemos poder movernos libremente en él. Por ejemplo, considera si una bañera de esquina encajaría aquí o una cabina de ducha será una mejor opción. Los accesorios de tamaño estándar generalmente tienen dimensiones específicas. 

Así, intenta distribuir de la mejor forma el espacio, teniendo en cuenta todos los elementos que incluirán en la decoración, tanto funcionales como puramente estéticos.

2. Espacio luminoso

En el baño, como en cualquier otra estancia, debemos utilizar materiales que estén pensados para lugares especialmente expuestos a la humedad. Disponemos de una amplia gama de esmaltes y baldosas de terracota en varios tamaños, formas y colores. Existe la regla de que los baños pequeños se adaptan mejor a colores brillantes y tamaños pequeños de baldosas de cerámica. 

Por supuesto, no tiene sentido forzar el esmalte blanco o pastel si no está convencido de ello. Los colores oscuros también funcionarán bien en un espacio bien organizado. En este caso, es mejor si el espacio está diseñado por un arquitecto.

3. Los espejos se magnifican

Los espejos grandes son perfectos para los baños, especialmente los pequeños. Si los colocamos junto a la bañera de suelo a techo, agrandará visualmente el espacio. Toda la pared de los espejos también funcionará. Recuerda, sin embargo, que tendremos que limpiarlos con frecuencia. Si este hecho no nos convence, no tenemos que decidirnos por tal arreglo, pero se debe colocar al menos un espejo grande sobre el fregadero, lo que facilitará nuestro cuidado diario.

4. Iluminación bien pensada

El baño suele ser una habitación pequeña, por lo que es muy importante elegir la iluminación adecuada. Es bueno tener una luz suave con un color cálido o lo más cerca posible de la luz del día. En lugar de una lámpara ubicada en el centro del techo, es mejor usar iluminación puntual. No olvidemos también iluminar el espejo sobre el lavabo. Preferiblemente en ambos lados.

5. Lugar para productos de limpieza

Vale la pena considerar el lugar para los productos de limpieza y suministros de papel higiénico para que siempre los tengas a mano. Los armarios deben disponerse de forma que no ocupen espacio: debajo y encima del lavabo y encima de la taza del inodoro. 

Si queremos una lavadora en el baño, pensemos también en dónde guardaremos la ropa sucia. También vale la pena organizar el espacio sobre la lavadora: podemos colgar un armario a la altura del techo encima e incluso cubrir todo el espacio con puertas con espejos. En tal nicho habrá un lugar, por ejemplo, para toallas.