Las gran mayoría de la población sufre, al menos una vez en su vida, dolores de espalda. Esto se debe principalmente a que no adoptamos una buena postura en nuestro día a día, tanto cuando estamos sentados como cuando estamos de pie o caminando. Por lo que los músculos de la espalda se debilitan.

Todo ello parecer al principio algo insignificante. Sin embargo, esto puede ir mucho más allá y provocarnos menos movilidad en la cadera, dolores lumbares o el aumento del riesgo de lesiones en las piernas, sobre todo en las rodillas. Además, podemos padecer dolores de cabeza al tener el cuello en tensión, y perder flexibilidad al encorvar los hombros.

Es por todo ello que podemos hacer un sencillo ejercicio en casa para comprobar si lo estamos haciendo bien y tenemos una buena postura o si por el contrario nuestra espalda está comenzando a resentirse y hay que ponerle solución. Para ello puedes seguir el siguiente procedimiento:

  1. De pie, apoya tu espalda a la pared.
  2. Separa los pies más o menos un palmo de la pared.
  3. Déjate caer suavemente hasta que apoyes el trasero en la pared, todo ello sin mover los pies.
  4. Intenta pegar toda tu espalda a la pared, desde el trasero hasta la cabeza.
  5. Sin mover la espalda, levanta los brazos a media altura y trata de pegar los codos y las muñecas a la pared, pero sin despegar la espalda.
  6. Para tratar de complicarlo un poco, sin despegar la espalda, flexiona un poco las rodillas e intenta levantar los brazos por encima de la cabeza, siempre tocando la pared.

Si no puedes realizar todos los pasos como se indican, es sinónimo de que tu espalda no está adoptando la postura más adecuada.

El mejor ejercicio para corregir la postura

No te alarmes, podemos ayudar a corregir esta mala postura. Tan solo tendrás que hacer un tipo de ejercicio especial con las pesas kettlebell. Son unas bolas pesadas con un asa en el centro, y las puedes encontrar en tiendas de deporte y gimnasios de diferentes pesos.

Este ejercicio de balanceo, es muy eficaz para fortalecer el trasero y la parte baja del tronco, así como las caderas.

  1. Empieza con poco peso. Sujeta la kettlebell a altura de tus ingles, con la espalda recta y las piernas separadas a la anchura de los hombros.
  2. Dóblate hacia delante flexionando ligeramente las rodillas, al mismo tiempo que empujas la kettlebell hacia atrás entre tus piernas, siempre con la espalda recta.
  3. Con las manos apoyadas entre tus ingles y tus muslos, da un caderazo hacia delante y extiende la espalda.
  4. Ese golpe de cadera empujará la kettlebell en un arco hacia arriba, con los brazos extendidos, y deja que suba hasta la altura de tus ojos, no más arriba.
  5. Deja caer la pesa de nuevo siguiendo el mismo arco, al mismo tiempo que vuelves a doblar la cintura.
  6. Deja que la kettlebell pase entre tus piernas, tomando impulso, y extiende la cadera de nuevo.

¡Esperamos que te haya sido de utilidad! Y ante cualquier problema de espalda, lo mejor es acudir a un especialista.

Fuente: Who / Stop chasing Spain

Summary
¿Tienes la postura correcta en tu espalda? Este ejercicio te ayudará a comprobarlo
Article Name
¿Tienes la postura correcta en tu espalda? Este ejercicio te ayudará a comprobarlo
Description
Sencillo ejercicio para comprobar si tenemos una buena postura o si por el contrario nuestra espalda está comenzando a resentirse.
Author
Publisher Name
Casas increíbles
Publisher Logo