La gran mayoría de nosotros estamos acostumbrados a masticar chicle a diario. Podemos encontrar una gran variedad de sabores y tamaños en el mercado, ya sea para calmar la ansiedad, por costumbre o tras una comida, mascar estos dulces parece inofensivo. Pero, ¿sabemos realmente qué contienen los chicles?

Se trata de una goma masticable hecha con una base de plástico neutro, compuesto por acetato de polivinilo o de goma de xantano, lo que hace que tenga tanta elasticidad. Antiguamente se comenzaron a fabricar usando una sustancia pegajosa procedente de la savia de un árbol tropical: “el chiclero”, de ahí viene precisamente su nombre.

El origen del chicle tuvo lugar en los años 80 casi por “error”. Ya que sus inventores estaban buscando una forma de usar la savia del chiclero como sustituto del caucho pero no consiguieron patentarlo. Sin embargo, descubrieron que esta, al mascarla, tuviera un sabor agradable. Por ello, comenzaron a comercializarla como “chicle”.

Lenta degradación

Muchas veces tiramos los chicles al suelo de la calle sin pensar en las consecuencias que pueda tener. Esto es un absoluto error, ya que un solo chicle puede tardar unos 5 años en desintegrarse por completo.

Perjudicial para los animales

Además de ser perjudicial para el medio ambiente, al arrojar un chicle en la calle también pueden ser un peligro para los animales que se encuentran los chicles por el suelo. Los pájaros, gatos o perros podrían ingerirlo, lo que puede conllevar riesgo de asfixia.

Puede traer problemas gástricos

Mascar chicle por mucho tiempo, a la vez que producimos saliva puede provocar gases, acidez, irritación intestinal y diarreas. Por ello es un error pensar que con ellos controlaremos el hambre.

Pueden provocar caries

Contengan o no azúcar, sus saborizantes y conservantes ácidos pueden causar desgaste en los dientes y caries.

Pueden contener sustancias nocivas

Algunos chicles contienen edulcorantes artificiales que sustituyen al azúcar, como el aspartamo, que contiene fenilalanina, una sustancia peligrosa que afecta el desarrollo del cerebro. Otra sustancia peligrosa que pueden contener es un conservante llamado BHT, relacionado con la toxicidad daño renal y hepático, y que ha sido prohibido en algunos países.

Son un derivado del petróleo

La composición de su base de goma es una mezcla de elastómeros, plastificantes y resina. También pueden llevar en su interior cera de parafina, un compuesto derivado del petróleo.

Fuente: La Bioguía

Summary
¿Sabes realmente de qué están hechos los chicles? La respuesta te va a sorprender
Article Name
¿Sabes realmente de qué están hechos los chicles? La respuesta te va a sorprender
Description
La gran mayoría de nosotros estamos acostumbrados a masticar chicle a diario. Parece inofensivo, pero ¿sabemos realmente qué ingredientes contienen los chicles?
Author
Publisher Name
Casas increíbles
Publisher Logo