A la hora de decorar nuestra casa tenemos en cuenta el espacio y la funcionalidad de los muebles. Y es que hay muchas cosas que, aunque no utilizamos a diario, necesitamos para eventos concretos. Saber gestionar bien los muebles en el espacio disponible es fundamental para conseguir una armonía en nuestra casa y también para sacarle el máximo provecho posible.

Sabemos que todos los días no tenemos reuniones familiares, pero tener una mesa en casa en la que quepan todos los posibles invitados es importante para que, llegado el momento, no nos veamos en apuros por el espacio. Para ello hace tiempo que se inventó la mesa perfecta: la mesa plegable. En el día a día podemos tenerla recogida y llegado el momento la alargamos hasta donde queramos o hasta donde necesitemos.

No sé vosotros, pero yo todas las mesas de este tipo que he visto son cuadradas o rectangulares. En caso de querer poner una mesa redonda y necesitar hacerla más grande en algún momento, la cosa se complica. Pues bien, hoy no sólo hemos encontrado una mesa que nos sorprende por su cambio de tamaño, sino que además lo hace con un simple giro.

Alargar esta mesa doblando su espacio –de 6 a 12 comensales– es tan sencillo como girarla sin ningún esfuerzo, y la mesa se transforma prácticamente sola.

Este mueble de diseño nos muestra cómo de resolutiva puede ser una simple mesa, sobre todo cuando se trata de ahorrar espacio. No te pierdas este vídeo para ver de cerca el funcionamiento de la mesa, ojalá todas vinieran con un mecanismo similar, ¿no creéis?

Fuente: Nicholas Fletcher