Seguro que más de una vez has oído aquella frase de: “El desayuno es la comida más importante del día“. Y sí, es totalmente cierto. Lo que comamos a primera hora de la mañana nos repercutirá a lo largo del día, tanto para bien como para mal.

Si desayunamos poco o nada, hará que estemos más cansados y faltos de energía durante el resto del día; de igual forma, si desayunamos demasiado o alimentos muy pesados, es muy probable que acabemos realmente hinchados y no tengamos demasiadas fuerzas para mantenernos despiertos y rendir lo suficiente.

Sabemos que esta cuestión de cómo desayunar correctamente puede ser un verdadero quebradero de cabeza, especialmente para aquellos que no disponen de demasiado tiempo para desayunar con calma o que no tienen más remedio que hacerlo fuera de casa. Pues bien, hoy vamos a ayudaros con ello y vamos a enumerar los 6 errores más comunes que cometemos a la hora del desayuno para que podáis tomar nota de ellos y así no volver a repetirlos. ¡Vamos a comernos el día, adelante!

1. Desayunar cada día una cosa

Cambiar muy a menudo de desayuno, puede parecer una tontería pero realmente es uno de los peores errores. Hay que tratar de mantener un mismo ritmo y tomar el mismo tipo de desayuno, aunque incluyamos alguna variante. No un día cereales, otro día un sandwich y otro tan solo un café. Por ejemplo, podemos optar como el desayuno que vemos en la imagen: un bol con yogur, avena o muesli y frutas a tu elección. De esta manera puedes ir cambiando alguno de ellos y no te aburrirás nunca, a la vez que tomas un desayuno completo y saludable.

2. No planearlo

Comer lo primero que pillamos en la nevera es un verdadero error ya que, difícilmente podremos tomar todos los nutrientes que necesita nuestro organismo. Lo mejor es intentar tenerlo en mente para prepararlo con calma. Debe incluir proteínas, grasas saludables y vitaminas; como el que vemos en la imagen. Lo que nos hará tener energía durante todo el día y no afectar a nuestra salud.

3. No tomar fibra

Incluir avena, muesli o semillas siempre es una buena opción ya que nos mantendrá saciados durante más tiempo. Evitaremos el picoteo hasta la hora de comer y regularemos nuestro transito intestinal.

4. Desayunar tarde

Lo ideal sería desayunar poco después de levantarnos. Si esperamos demasiado tiempo acabaremos teniendo mucha más hambre y caeremos en la tentación de comer lo primero que encontremos que, normalmente suelen ser dulces o bollería industrial con grandes niveles de azúcar y grasas.

5. Demasiadas grasas

Un desayuno como el de la imagen puede ser una auténtica bomba de grasas para nuestro cuerpo. no quiere decir que no podamos darnos un capricho de vez en cuando, pero si queremos rendir durante todo el día no es lo más adecuado. Es mejor optar por incluir grasas naturales como frutos secos o cacahuetes, y olvidar el exceso de aceite y fritos.

6. No incluir proteínas

Aunque creamos lo contrario, desayunar únicamente frutas o cereales no es lo más saludable. Lo ideal es incluir por lo menos una fuente de proteínas, como el jamón, atún, huevos, pavo, lácteos…

Fuente: Cultura Colectiva

Summary
Los 6 errores más comunes que cometemos a la hora de desayunar
Article Name
Los 6 errores más comunes que cometemos a la hora de desayunar
Description
6 errores más comunes que cometemos a la hora del desayuno para que podáis tomar nota de ellos y así no volver a repetirlos.
Author
Publisher Name
Casas increíbles
Publisher Logo