Cultivar nuestros propios alimentos en casa es siempre una ventaja. No es fácil, pero incluso viviendo en un piso podemos plantearnos tener una pequeña huerta en macetas. Requiere cuidado y atención, pero la recompensa merece la pena.

Esta forma de plantar patatas es tan genial como sencilla. Todo el mundo querrá probar en casa lo que enseña este vídeo. Comienza recortando cuatro cuadrados alrededor de una maceta y acaba obteniendo su propia cosecha de tubérculos.

Hasta que no vemos la aplicación de una idea nos creemos que todo es más complicado de lo que parece, y sin embargo no podría ser más sencillo. Esta forma de conseguir tubérculos casi es más cómoda que trasladarse hasta el supermercado y cargar de vuelta a casa con las patatas.

Cuando veas este vídeo comprenderás que no hay límites cuando se le echan ganas y se le pone ingenio. Convertirse en un agricultor a pequeña escala no es tan difícil. Además de lo poco laborioso del asunto, lo mejor es que podemos tener nuestra propia producción de patatas. Algo que sin duda siempre es más saludable, mejor y de mayor calidad, ¿no creéis?

Fuente: Johnny ElHayes