Las personas que tenemos falta de vista tenemos que acostumbrarnos rápidamente a tener un apéndice de nuestro cuerpo más: las gafas. Este pequeño artilugio que nos salva de infinidad de accidentes y nos hacen ver la vida más nítida, también se convierten en un quebradero en algunas situaciones, por ejemplo cuando hace frío y se empañan.

Si tenemos las gafas es para ver mejor y, como comprenderéis, si se empañan estamos en la misma o peor situación que al principio. No sé vosotros, pero yo todos estos años me he resignado a apartarlas un poco de mis ojos e intentar que les entrara más aire, eso o quitármelas y limpiarlas. Sea como sea, una situación engorrosa.

Pues bien, no hace falta comprarte ningún cristal especial para evitar que esto te suceda constantemente, sólo necesitas conocer el truco idóneo, y nosotros lo tenemos.

Evitar que las gafas se empañen es tan sencillo como limpiarlas con un poco de jabón para los platos. Dejamos que se sequen al aire (sin aclarar el jabón) y después terminamos de limpiarlas con un trapo de microfibra. De este modo, los cristales se quedan con una película invisible que evita que se empañen.

Te enseñamos todos los pasos de este práctico truco en este vídeo, ¡es genial!

Fuente: Nifty