Cuando un cliente se marcha de un bar sin pagar la cuenta y sin dejar ni rastro, lo último que piensas es que va a volver al cabo de unos días a abonar sus consumiciones anteriores.

Esto es lo que ocurrió la pasada semana en un bar de la localidad de Candeleda, un pequeño municipio de la provincia de Ávila, España. En un día normal de trabajo en el bar “La Estación”, un cliente se fue sin pagar su cuenta y todo parecía indicar no iban a volver a tener noticias de él. Sin embargo, poco más de dos semanas después del incidente, llegó al establecimiento un sobre firmado por este cliente anónimo con una carta de disculpas, junto a un billete de 20 euros. El cliente dejó claro que la intención no era marcharse sin pagar, sino que se trataba de un descuido.

Con estas palabras se disculpaba el cliente en la nota: “Por un despiste estúpido me fui sin pagar. Así que le incluyo un billete de 20 euros junto con esta nota y le pido perdón por la inconveniencia que le he causado“.

Que se vayan sin pagar y que a los 17 días recibas esto“. Así lo expresó el dueño del bar “La Estación” en su cuenta de Facebook donde relataba la historia y adjuntaba la foto de la carta y el dinero en su interior.

Captura de pantalla 2017-03-15 a las 10.19.40

Facebook vía Huffingtonpost

Una historia, cuanto menos, de trama televisiva o de argumento de comedia que nos demuestra nuevamente que ¡el ser humano es totalmente imprevisible!

Fuente: Huffingtonpost