La patata es el alimento más consumido en el mundo entero. No hay otro que gane a la reina de la alimentación, y no es difícil creerlo porque está buena, es barata, nutritiva y ofrece mil posibilidades a la hora de cocinarla.

Lo más normal es que al menos conozcamos cuatro recetas diferentes hechas a base de patatas, pero lo más seguro es que no supiéramos de la existencia de este increíble truco. Suele ocurrir que a veces las cosas más sencillas pasan desapercibidas, no le prestamos atención o ni cuenta nos damos. Pero, frente a los fogones, tener en cuenta estos pequeños trucos que suelen pasar de boca en boca es tan importante que puede marcar la diferencia.

Saber y aplicar cosas como la que hoy mostramos aquí pueden llegar a hacer que tu plato pase de normal a exquisito.

¿Cómo solías asar las patatas? Tal cual estaban y al horno, ¿verdad?

Pues resulta que si las partimos a la mitad, tal y como aparece en la imagen, la cosa cambia mucho.

truco-patatas3

Y si luego raspamos la superficie con un tenedor tal y como muestra el vídeo, la diferencia es tal que te quedarás a cuadros. Que un detalle tan simple marque una gran diferencia es para tener en cuenta nuestra capacidad de observar.

A la hora de aplicar el truco no es recomendable emocionarse y pasarse, los surcos deben ser leves.

truco-patatas2

El punto que se consigue con esta ayudita es delicioso. Ya puedes ponerla en practica y comprobarlo por ti mismo.

Fuente: Rumble