No es ningún secreto que el limón tiene muchas propiedades beneficiosas para nosotros y que muchas veces podemos utilizarlo incluso como desinfectante para limpiar muchas cosas de nuestra casa o incluso como producto de belleza.

El limón es, posiblemente, la fruta que más se utiliza en la cocina, nos encanta su sabor y es el protagonista o complemento de múltiples recetas. Sin embargo, generalmente para todas ellas utilizamos la pulpa de la fruta y desechamos la piel, y eso no siempre es lo correcto.

La piel del limón tiene tantas propiedades como la fruta en sí, por lo que nos podemos beneficiar de ella a diario si no la desperdiciamos. Para ello, nosotros queremos darte algunas ideas de cómo aprovechar la cáscara del limón, no sólo para que nuestro organismo se beneficie, también para ayudarnos con la desinfección de nuestra casa.

¿Conoces los beneficios que puede tener la cáscara del limón?

1. Reduce la hinchazón provocada por gases.
2. Tiene muchas propiedades desintoxicantes.
3. Disminuye la presión alta.
4. Mejora la digestión.
5. Tiene propiedades astringentes, por lo que viene genial para nuestra piel.

¿Cómo podemos tomarnos la piel del limón?

Os damos 4 maneras diferentes de utilizar la piel de limón y evitar así desperdiciarla. Dos de ellas se tratan de recetas que después podemos ingerir y que así nuestro cuerpo se beneficie de sus propiedades. Por otro lado, las dos últimas serán para que se beneficie nuestra casa.

Té de cáscara de limón

Ingredientes:

– 1 litro de agua
– 2 limones con la cáscara incluida
– Miel (para endulzar)

Preparación:

Hierve el agua y la cáscara de los limones durante 15 minutos. Después, retíralo del fuego y agrega el zumo de los dos limones, pásalo todo por un colador, endúlzalo ¡y a disfrutar!

Aceite de cáscara de limón

Ingredientes:

– 1 litro de aceite de oliva
– La ralladura de cáscara de dos limones

Preparación:

Agrega la ralladura de limón dentro del aceite y déjalo reposar durante un par de días. Después podrás aderezar tus ensaladas o tus tostadas con este sabroso aceite.

Ambientador natural

Ingredientes:

– 2 cáscaras de limón
– 1/2 litro de agua
– 3 ramas de romero
– 1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

Pon el agua al fuego junto con todos los demás ingredientes. Cuando hierva apaga y retíralo del fuego, una vez esté frío, sólo tendrás que colarlo y guardarlo en botes perforados que del olor a tu casa.

Limpiador de horno

Ingredientes:

– 2 cáscaras de limón
– 250 ml. de agua

Preparación:

En una fuente para el horno, pon el agua y el limón y ponla a una altura media dentro del horno. Enciéndelo durante 30 minutos a 180ºC, así la suciedad se desprenderá fácilmente.

Fuente: genial.guru