Cuando una buena idea está bien ejecutada, no hay nada que se pueda decir. Esta casa podría ser el ejemplo perfecto de una idea bien hecha. Es práctica, lo tiene todo y encima está construida gracias al reciclaje. 

Parece que el uso de contenedores de mercancías está de moda para la construcción de viviendas. Con uno de estos contenedores se ha creado una casa en miniatura que no podría ser más increíble.

Un sólo contenedor marítimo puede transformarse en una casa, pequeña sí, pero muy bien aprovechada. En el ejemplo que te mostramos hoy vemos cómo no sólo podemos conseguir una vivienda práctica y barata reciclando, sino también aprendemos una clase magistral sobre el aprovechamiento de espacio.

Los tiempos cambian y cada vez más se aplica la regla del menos es más. Nuevas necesidades e ideas hacen que el concepto de vivienda esté cambiando. Te lo demostramos:

El aspecto exterior es como el de cualquier casa

Es más, tiene incluso ventanas a diferente altura y una azotea

Se accede fácilmente por una escalera exterior y no podría ser mejor

Dentro es igual de genial, las luces led le dan una sensación de amplitud mayor

La cocina tiene todo lujo de detalles, como en cualquier otra vivienda

El aprovechamiento de espacio es una clave importante para este tipo de casas

Las camas a modo de litera hacen que la inferior pueda usarse de sofá también

E incluso hay otra cama más, para tener mayor capacidad

Por supuesto no iba a faltar un pequeño aseo

La transformación es sencillamente genial, con poco se ha conseguido mucho

Fuente: Arquitectura Ideal

Summary
Una casa hecha en un contenedor
Article Name
Una casa hecha en un contenedor
Description
El reciclaje y la regla del menos es más está a la orden del día en la creación de viviendas. Esta no podría ser mejor, no le falta de nada.
Author
Publisher Name
casas Increíbles
Publisher Logo