Planchar. Esa tediosa tarea doméstica que tenemos que hacer cada semana si no queremos salir a la calle con la ropa como pasas. Si siempre resulta una tarea molesta, en verano lo es mucho más, y es que con el calor es doblemente pesado.

Hay prendas que son fáciles de planchar y que con dos pasadas se quedan lisas y perfectas. Hay otras muchas en cambio que resultan más difíciles y nos llevan mucho más tiempo y esfuerzo, al menos hasta hoy.

Queremos enseñaros un truco que hará que toda tu ropa se planche mucho más rápido y fácil. Para ello sólo necesitamos uno de los materiales más resolutivos: el papel de aluminio. Ya hemos visto en alguna ocasión, todos los usos diferentes que puede llegar a tener el papel de aluminio, pero hoy queremos ampliar la lista con uno verdaderamente útil, al menos en cuanta la plancha se refiere.

Lo único que tenemos que hacer es poner papel aluminio en la tabla de planchar

Cuidadosamente volvemos a poner la funda, evitando que el papel se rompa o se arrugue, ¡y listo para planchar con mayor facilidad!

Esto ocurre porque el papel de aluminio funciona como reflector de calor, por lo que las arrugas de la ropa se podrán quitar por ambos lados a la vez

Fuente: Genial.guru