Sólo han pasado 6 meses desde que concluyeron los últimos Juegos Olímpicos de Río 2016. Unos juegos que han estado envueltos en polémica desde el primer momento, desde la fuerte inversión que se tuvo que hacer en un país con mucha desigualdad, el dudoso color verde del agua de una de sus piscinas hasta el virus zika, que puso en jaque a toda la organización y a los deportistas.

Pese a todos los inconvenientes y las opiniones a favor o en contra de esta celebración en Río de Janeiro, los Juegos se celebraron y concluyeron el pasado verano. Eso sí, ahora, 6 meses después, vuelven a estar envueltos en polémica tras la publicación de unas fotografías que ponen en evidencia el deterioro que ya han sufrido las instalaciones que tanto dinero costaron.

Hace tiempo os mostrábamos cómo se habían deteriorado el resto de las Villas Olímpicas del mundo. El desuso y el abandono transforma en triste un espacio que, en otro tiempo, tuvo mucha vida, aunque muy efímera. Este tipo de imágenes pone en duda cómo ha de ser la inversión para construir ciudades olímpicas enteras que tras unos meses quedan abandonadas.

Pues bien, para las instalaciones de Río de Janeiro no ha sido necesario esperar años, 6 meses han bastado para encontrar unas instalaciones deplorables. Se le achaca a la falta de mantenimiento y de seguridad las desastrosas imágenes que han visto la luz recientemente. Sin embargo, quizás el deterioro de las instalaciones debe ser lo menos que nos preocupe, ya que desde que los juegos terminaros, la tasa de crimen en la ciudad se ha disparado a niveles muy altos.

Hasta el mítico estadio Maracaná, un referente para el fútbol brasileño, se ha visto afectado. Hay imágenes que muestran el campo sin césped, con asientos arrancados y es que el estadio no tiene suministro eléctrico porque los altos organismos no se ponen de acuerdo de a quién le corresponde pagar esas facturas.

En definitiva, si los Juegos Olímpicos de Río comenzaron mal, terminan peor. La basura se acumula y afecta a las favelas que están alrededor, que viven junto a riachuelos de aguas fecales. ¿Qué pensáis vosotros acerca de esta situación?

La piscina de calentamiento de Río

Los asientos arrancados y apilados del Maracaná

El estadio y el césped actual

Asientos del banquillo

La totalidad del césped, prácticamente consumido

La piscina e instalaciones, desérticas

El agua estancada y sucia de la piscina olímpica

Asientos arrancados de todas las instalaciones

La dejadez se hace evidente por la basura que se encuentra en los alrededores

Escombros, paredes que se caen,…

Fuente: boredpanda, gizmodo