No son tan conocidos como los bonsáis, pero los kokedamas vienen pisando fuerte. Estas macetas vivas vienen de Japón y se están convirtiendo en todo un fenómeno de decoración gracias a internet.

La esencia de estas macetas es que están hechas con musgo vivo, no con materiales artificiales, y tienen una bonita forma circular que les da un aspecto original y permite colgarlas o colocarlas de muchas formas distintas.

Hoy vamos a enseñarte cómo se hacen, verás que es más sencillo de lo que parece y que puede convertirse en una nueva afición para ti, además de convertir tus macetas en las más llamativas del vecindario.

Necesitas:

  • Una plantita pequeña
  • Cuerda
  • Musgo esfagno (disponible en viveros y tiendas de plantas)
  • Turba
  • Tierra para bonsái

Mezcla la turba y la tierra, y añade un poco de agua para que esté húmeda, pero no encharcada

Humedece el musgo esfagno en un bol, con muy poca agua

Saca la planta de la maceta y retira la tierra con cuidado de no romper la raíz

Crea una bola con la mezcla de turba y tierra

Haz un hueco en la bola y mete la raíz de la planta con cuidado

Coloca el musgo humedecido por fuera de la bola, a modo de corteza

Rodea la bola con la cuerda para sujetar bien todo y átala

¡Ya tienes tu primer kokedama!

Aquí tienes un vídeo con todo el proceso por si te han quedado dudas:

Fuente: Miraquevideo

Summary
Aprende a hacer kokedamas
Article Name
Aprende a hacer kokedamas
Description
Los kokedamas japoneses son macetas vivientes hechas con musgo. Su bonita forma circulas las hace perfectas para colgarlas y decorar cualquier rincón de la casa. Mira cómo se hacen.
Author
Publisher Name
Casas Increíbles
Publisher Logo