Todo humano que se precie ha sufrido alguno de estos males. Da igual que seas hombre, mujer, pequeño o grande porque lo más seguro es que la vida haya tratado ya de arruinar tu armario de este modo.

Una camisa sucia justo antes de la cita perfecta, el sudor que delata, los “pelos sueltos” y defectos que le salen a la mayoría de las prendas, por no hablar de las pelotillas de los jerseys o las manchas permanentes. Las botas sucísimas, los pantalones que nos quedan demasiado largos, o nosotros que no crecimos lo suficiente; o incluso esa ropa que da calambre, la vida tiene para todos.

Y aunque no es nuestra culpa, es una verdad universal que la ropa se estropea. He aquí 15 trucos para cuando la vida nos ofrece algún contratiempo con la vestimenta.

Se acabaron los pelos y pelusillas que le salen a los jerseys, si lo metemos en el congelador el problema acaba, increíble ¿verdad?

Y más congelador si lo que queremos es unos vaqueros planchaditos, perfectos y sin olores

trucos-vida-cotidiana

Shutterstock

Mancharse con el maquillaje es similar a la hipoteca, no se va ni a la de 3. O eso pensábamos, porque resulta que la espuma de afeitar sí que disuelve esas horribles manchas marrones

Si la cosa ha ido más allá y lo que enfrentamos es mancha de carmín habrá que recurrir a la laca para el pelo para deshacernos de ellas

Si tenemos unos zapatos de ante o gamuza lo mejor para quitar manchas y suciedad es usar una común lima de uñas

truco-vida-cotidiana1

Susie Styles

Si tenemos la mala suerte de mancharnos de vino, no hay que preocuparse, porque un vino saca otro vino. Sí, estas manchas se eliminan usando vino blanco

Si la cremallera no funciona como debiera, aplicamos un poco de jabón en pastilla y arreglado

Una simple cuchilla puede salvarnos un jersey con demasiadas pelotillas, pero por favor úsala suavemente, con delicadeza

Si tienes la mala suerte de ser invitado a una boda y tener que comprarte unos zapatos que nunca más volverás a usar puedes solucionar el problema con un poco de tela, pegamento y un cutter

La lejía odia la ropa oscura, pero aunque no lo creas existe un antídoto para eso: un rotulador de ropa permanente

Si el aro del sujetador intenta salirse de su sitio y hacerte daño, evítalo con esparadrapo, funciona aunque no lo parezca

El material que llevan las perchas para que la ropa no se escurra es también muy útil si lo que queremos es acabar con manchas de desodorante

Pero si son de sudor, mejor usar bicarbonato y limón

Para evitar la electricidad estática de algunos tejidos basta con usar un imperdible que lo corte, parece brujería pero es lógico y efectivo

Si tenemos las botas de cuero un poquito estropeadas podemos usar vinagre y frotar con un cepillo de dientes viejo, el cambio será sorprendente

truco-vida-cotidiana14

Susie Styles

Fuente: Mira que video