Con el paso del tiempo acabamos acumulando en casa un sinfín de elementos que nos hacen falta para la cocina. Hoy en día, que se ha inventado prácticamente todo, tenemos cacharros especializados para cada una de las cosas que solemos cocinar. Sartenes, ollas, moldes para el horno, accesorios, y un largo etcétera completan la lista de cosas que podemos encontrar en prácticamente cualquier cocina.

Si bien es cierto que nos encanta tener tantas herramientas para llevar a cabo las mejores recetas que te enseñamos en Casas Increíbles, también es verdad que para almacenar tantos trastos tenemos que tener sitio suficiente, y eso no siempre ocurre.

El truco está en sacarle mayor partido a todos los utensilios de cocina. Y es que la mayoría de ellos pueden tener varias funciones que nos permiten prescindir de otros. Te lo demostramos con claro ejemplo: los moldes para magdalenas. Estos moldes de horno no sólo sirven para hacer repostería, podemos utilizarlo para otras muchas cosas. Aquí te damos 10 ideas que seguro que te sirven de inspiración.

1. Utilízalo para servir los aperitivos

2. Haz salsas o batidos y congélalos, así te será mucho más sencillo utilizar las porciones que necesitas en el momento

3. Sirve los helados sin manchar

4. Es la manera más sencilla de hacer pimientos rellenos

5. Ponlo en el fondo de una cesta y utilízalo como bandeja. Así la merienda de los niños será mucho más segura y limpia

6. Sirve en ella las salsas y condimentos necesarios para tus platos

7. Pon agua y limón en cada compartimento y congélalo. En verano agradecerás tener estos sabrosos hielos

8. Si quieres renovar tus moldes, no los tires, reutilízalos para algo totalmente diferente

9. Atorníllalas bajo un tablón de madera para organizar las herramientas

10. Hazle un agujero en la parte inferior, y crea tu propio mini macetero

Fuente: boredomtherapy