Las manos son una parte importante de nuestro cuerpo, no sólo porque son fundamentales para desarrollar la mayoría de acciones que hacemos cada día, sino que además dicen mucho sobre nosotros.

Igual que cuidamos el resto de nuestra imagen, nuestro pelo, nuestra piel, nuestro vestuario, etc., la manicura siempre ha sido algo importante a lo que le hemos dedicado tiempo, por estética y por salud.

Hace unos años se tenía que acudir a un centro de estética para conseguir una manicura perfecta. Sin embargo ahora tenemos tantos productos a nuestro alcance, que con un poco de práctica podemos conseguir hasta la manicura más profesional sin gastarnos mucho dinero.

Nosotros queremos darte algunos trucos para que tus manos siempre estén perfectas y que el proceso de manicura sea aún más sencillo. ¿Añadirías alguno más?

1. Quítate fácilmente el esmalte

Recicla cualquier tarro y pon una esponja enrollada dentro del mismo. Vierte acetona sobre la esponja y después introduce el dedo en el centro y frota contra la esponja, el esmalte saldrá muy fácilmente.

2. El aceite de Jojoba

Si no has oído hablar de él, nunca es tarde. El aceite de Jojoba tiene mucha vitamina E y muchas propiedades regenerativas, por lo que es perfecto para la piel y el cabello. Abusar del esmalte puede debilitar nuestras uñas así como la piel de alrededor, así que añadir este aceite con frecuencia es importante para mantenerlas sanas y fuertes.

3. Cuidado al cortar las uñas

Técnicamente cortar las uñas no tiene ninguna complicación, sobre todo si utilizamos un cortauñas. Sin embargo, nosotros te recomendamos que siempre te cortes las uñas rectas para evitar que las uñas se te entierren.

4. Usa exfoliante

Como cualquier otra parte del cuerpo, nuestras manos también necesitan ser exfoliadas. Mezcla aceite de oliva con sal para hacerte tu propio exfoliante y masajea tus manos con ella. ¡Notarás los resultados!

5. Aceite de coco para las cutículas

Ponte un poco de aceite de coco sobre las cutículas, las ablandará lo suficiente para poder retirarlas fácilmente después.

6. Baños de vinagre

Sumerge las uñas en vinagre durante un minuto y déjalas secar al aire antes de aplicarte el esmalte. Eso hará que la manicura te dure más tiempo intacta.

7. Pegamento o vaselina para el contorno

Cuando nos pintamos las uñas con la mano no dominante todavía nos resulta más difícil no salirnos y pintarnos la piel. Aplica vaselina o pegamento (no muy fuerte) alrededor de la uña antes de pintártelas. Así se creará una película protectora que evitará que pintes lo que no debes.

8. Pintura mate con almidón de maíz

Si quieres conseguir un tono mate no hace falta que te compres un nuevo esmalte, puedes conseguirlo mezclando almidón de maíz con el color de esmalte que más te guste.

9. Adorna tus uñas

Tampoco es necesario que te compres un kit de manicura para hacerte los adornos más originales. Puedes utilizar unas pinzas, la punta de un lápiz o incluso la cabeza de las pinzas del pelo. Económico y útil.

10. Seca rápidamente la pintura

Si quieres que tu pintura se seque rápidamente aplica aceite en aerosol por las manos y espera un minuto antes de aclarar. ¡Funciona!

Fuente: littlethings