La patata es un alimento básico en la dieta de millones de personas, por la gran variedad y demanda que existe, está disponible en los mercados durante todo el año. Es uno de los alimentos más consumidos por el ser humano, sea cual sea su punto en el mapa.

Las patatas son un tipo de tubérculo rico en potasio, hierro, Vitamina C y B, además de ser una importante fuente de energía. También contribuye a disminuir la hipertensión arterial y a prevenir ataques cerebrales y cardíacos. Y por si fuera poco, están deliciosas.

Normalmente nos limitamos a usar las patatas únicamente en la cocina, por su gran versatilidad a la hora de prepararlas; fritas, cocidas, asadas, como guarnición, etc. Las posibilidades a la hora de cocinar con patatas son infinitas, y eso nos encanta.

Pero, ¿sabías que también se podían utilizar para otras muchas cosas fuera de la cocina? A continuación, te presentamos 10 ideas geniales e inimaginables que se pueden hacer con patatas.

1. Bombilla rota

Para evitar lesiones a la hora de desenroscar una bombilla rota, clávala en la mitad de una patata y podrás girarla y retirar el cristal sin ningún peligro ni dificultad.

2. Alivia las picaduras de insecto

Corta las patatas en rodajas finas y colócalas sobre la zona afectada por la picadura. Ayudará a reducir la hinchazón y disminuir el picor.

3. Elimina el óxido

Corta un extremo de la patata cruda y cúbrelo con bicarbonato de sodio, después frota los objetos de metal como sartenes y cubertería que estén oxidados y ¡como nuevos!

4. Eliminar el vaho del cristal

Para eliminar el vaho del coche en días fríos, corta unas rodajas de patatas y frota el cristal de derecha a izquierda. ¡Listo!

5. Limpiar el rallador

Para limpiar en profundidad un rallador, antes de lavarlo con jabón ralla una patata, los restos de queso u otros alimentos saldrán con facilidad.

6. Deshinchar bolsas y ojeras

Pon dos rodajas de patatas sobre tus ojos durante unos 15 minutos y reducirá el enrojecimiento de las ojeras y deshinchará las bolsas.

7. Exceso de sal en el agua

Si te has pasado echando sal en el agua, mete dos o tres patatas en una olla a fuego lento con ese agua salada. Pasado unos 10-15 minutos, las patatas habrán absorbido todo el exceso de sal.

8. Deja tus joyas de plata brillantes

El agua restante después de hervir las patas es perfecta para restaurar el brillo de joyas de la plata vieja. Una vez que este agua se enfría úsala para limpiar las joyas.

9. Suaviza las marcas de la piel

Las marcas y cicatrices de acné pueden aliviarse si se aplican rodajas de patatas crudas sobre ellos. Con el tiempo estas marcas se irán disimulando cada vez más.

10. Sello de pintura

Corta una patata por la mitad y dale la forma que desees en relieve. Podrás pintar sobre ella y utilizarla a modo de sello para manualidades. ¡A los pequeños les encantará!

Fuente: Boredomtherapy