Todas estas personas tuvieron un determinado momento en el que pudieron cambiar las cosas. Sin embargo siguieron adelante sin percatarse del tremendo error que estaban cometiendo. En algunos casos es comprensible no haber dado marcha atrás, pero en otros es imperdonable.

Esta decena de casos deja claro lo despistados e ilógicos que podemos llegar a ser los seres humanos. En la distancia y sin sufrirlo, no podrían ser más graciosos, pero a sus usuarios seguro que  les supuso un pequeño disgusto.

Todos ellos podrían participar en un ranking de desastres y ganarlo. A cada cual mejor, hay para todos los gustos pero lo más seguro es que te de un ataque de risa más de una vez.

1. Posiblemente no sea la mejor moqueta para unas escaleras, sobre todo si nuestra intención es sobrevivir

2. Todo estaba perfecto hasta que llegó al último escalón y descubrió el tremendo error

3. Genial pensado y muy justo además, una rampa con sorpresa

4. La mala suerte, el despiste y una noche oscura pueden hacerte víctima de algo así. ¿A quién se le ocurrió pintar algo así en un muro?

5. ¿A quién se le ocurre mezclar cactus y asientos? Quien fuera debía estar enfadado con la humanidad

6. No se me ocurre forma más macabra de poner una zona de juegos infantil

7. Todo clarísimo, si dudas pregunta al de al lado o a la de al lado, lo mismo da

8. Un poco peligroso es, además de no muy útil

9. A los ciclistas se les ponen condiciones extremas, el riesgo está servido

10. Esta es otra de las personas a las que no le gustan los niños, clarísimamente

Fuente: Bored Panda

Summary
10 chapuzas para morirse de risa
Article Name
10 chapuzas para morirse de risa
Description
Todas estas construcciones tienen un fallo que las hace únicas y muy graciosas. No habrá una con la que no mueras de risa.
Author
Publisher Name
Casas Increíbles
Publisher Logo